jueves, 11 de junio de 2009

Trainspotting - Irvine Welsh - 2002

Hay que dejar clara una cosa, este libro no es la película, ni se le acerca. La película está basada mitad y mitad en la novela y en la obra de teatro que la hizo más famosa si cabe, y está excelentemente narrada con toque cómico por el genial Danni Boyle, pero no es el libro.

Y por qué digo esto? Porque el libro no es cómico, todo lo contrario, es todo un ejercicio de narrativa que nos sumerge en la cruda realidad de una escocia pobre, de la capital europea del SIDA, donde jóvenes desencantados y sin futuro destrozan su vida con la heroína.

La novela está estructurada en capítulos que son más bien relatos, cada uno contado en tercera persona, o en primera por el propio protagonista. Al principio es un poco lioso, pues cada personaje puede tener mil nombres, y nunca sabemos quien está contando su historia. Por ejemplo, podemos tener un capítulo narrado por Renton, otro por Sick Boy, u otro por el propio narrador en tercera persona.

El lenguaje es duro, pero es normal, a fin de cuentas son los propios protagonistas quienes relatan sus vivencias, y respecto a eso cabe decir que Irvine Welsh hace un magnífico trabajo, pues no es fácil retratar la personalidad de cada uno de los protagonistas y hacer que cada uno de ellos muestre su propia visión de la vida, con su lenguaje, con su forma de ver las cosas. Rescepto a eso yo me quito el sombrero.

Como ya he mencionado es un libro muy duro, no es alegre, tampoco es que sea un drama pero es un aviso para el que haya visto la película. Hay capítulos más o menos graciosos, otros normales, pero hay un par de ellos totalmente estremecedores, pues a fin de cuentas la película trataba de entretener a un público joven, y el libro muestra la realidad tal como es, una realidad que nadie desea pero que está allí, la de un pueblo que a pesar de ser europeo se muere, y es a estos jóvenes a quienes les ha tocado vivir el horror de las drogas, el SIDA, la autodestrucción, ver morir a sus amigos, traicionarles, ayudarles y quererles.

Lo he leido cuatro veces, y nunca deja de sorprenderme, pero repito, es tal vez el libro más duro que haya leido jamás (Hannon, en ciao.es).

Descargar Trainspotting

No hay comentarios: